Boca luchó más de lo que jugó. Entró en el roce, el partido se puso muy áspero y terminó con diez por la roja a Cellay. De todos modos, revivió con la entrada de Lugo y parecía a tiro del empate. Buscó pero no encontró los caminos y dejó el invicto de la gira.

Con intenciones pero sin muchas luces, Boca dejó una pobre imagen en su partido contra el Wellington. Duro y áspero, entró en un clima que no debió y dejó escapar el partido con desatenciones que deberá corregir.

Boca arrancó dominando poco a poco el inicio del partido. Los primeros minutos fueron parejos, pero Cañete se las ingenió para crear una situación clarísima en las que el derechazo cruzado se le fue por centímetros. También tuvo una buena Mouche pero la pelota quedó mansita para el arquero.

Sin embargo, el Wellington se juntó bien por derecha, tocó rápido y sorprendió con un centro largo que Dilan Macallister convirtió en gol. La reacción de Boca no se hizo esperar y otra vez estuvo cerca a través de los pies de Cañete y Mouche pero les faltó puntería.

El partido se puso áspero desde los dos lados. Boca siguió con el control de pelota y todo su fútbol dependió de Cañete. Al pibe le faltaron socios y las llegadas se dieron por remates de afuera del área. Un tiro libre suave de Mouche y otro zurdazo de Cañete para cerrar un primer tiempo no muy bien jugado.

Boca salió en el segundo tiempo con mayor decisión, pero las ideas estaban siempre en los pies de uno solo, Cañete, y entonces se le hacía difícil llegar al empate. Los cruces del primer tiempo crecieron. Cellay ya había ido fuerte , pero entre Méndez e Insaurralde se ganaron amarillas de esas que si eran rojas, pocos se quejarían.

Más enfocado en las patadas que en el juego, la defensa durmió y el Wellington amplió la distancia. Cellay no cerró bien, el centro lo sobró y Durante cabeceó sin potencia. García no reaccionó ante una pelota controlable y Boca quedó más lejos. Encima, las patadas no pararon. Cellay bajó de atrás a Ifill. El delantero lo encaró, cabeza mediante, y el capitán argentino entró en el juego y terminó expulsado.

El Wellington siguió también buscando con el ingreso del argentino, ex San Lorenzo, Totó Cornejo. Rápido y picante, generó peligro. Pero la entrada de Lugo le dio vida a Boca. El pibe, por la banda izquierda, se supo filtrar más de una vez. En una de sus corridas generó el gol de Boca. Su remate fallido terminó siendo gol en contra de Durante para que la ilusión del empate estuviera viva.

No le alcanzó. En una actuación que no dejará los mejores recuerdos, Boca fue intención sin muchas ideas y así dejó el invicto de la gira.

Fuente: Olé

Boca

Javier García

Christian Cellay
Matías Caruzo,
Juan Insaurralde

Leandro Marín
Cristian Erbes
Jesús Méndez
Nicolás Colazo

Marcelo Cañete

Pablo Mouche
Lucas Viatri.

Hay Palermo para rato

Publicado: 21/07/2010 en noticias
Etiquetas:, , ,

El goleador histórico de Boca renovó su vínculo por un año más con la institución. De esta manera, uno de los ídolos más grandes de Boca se reincorpora a los entrenamientos mañana miércoles.

Martín Palermo se queda un año más en Boca. Si bien ya estaba todo acordado, faltaba la firma que se estampó en la Bombonera y junto al Presidente Jorge Amor Ameal. Así las cosas, el goleador se queda un año más en Boca tras su participación en el Mundial de Sudáfrica con un gol.

Palermo se reincorpora a los entrenamientos de los jugadores que están trabajando en el Complejo Pedro Pompilio. Gary Medel ya volvió de Chile, Matías Giménez dejó Oceanía por una infección y Seba Battaglia ya está cerca de los 10 puntos. Junto a ellos y otros compañeros, Martín arranca su nuevo vínculo con el Club.

Boca Juniors se impuso por 1-0 ante Melbourne Victory de Australia, en el primero de los dos partidos correspondientes a la gira que realiza por Oceanía.

El juvenil Marcelo Cañete, a los 40 minutos de la etapa inicial, marcó el gol de la victoria para Boca en un partido con mucho roce y pierna fuerte, disputado en el Ethihad Stadium de aquella ciudad australiana.

La gira de Boca por Oceanía se cerrará el próximo viernes a las 4.30 (hora argentina) con el partido ante Wellington Phoenix de Nueva Zelanda.

Pese a que el rival no es medida por la diferencia de jerarquías, fue una buena oportunidad para el entrenador de Boca, Claudio Borghi, de ver en acción a varios de los juveniles que pueden llegar a tener una oportunidad durante la próxima temporada.

Cañete es uno de ellos y vaya si viene aprovechando esa posibilidad, ya que el pasado viernes tuvo una buena actuación en el amistoso ante Palmeiras de Brasil y hoy le dio a su equipo el gol de la victoria tras una jugada personal muy buena.

Entre los muchos cambios que realizó Borghi en el complemento, ingresó la joven promesa Sergio Araujo, quien tuvo el segundo gol en sus pies sobre el cierre del encuentro luego de una corrida desde mitad de cancha, pero su remate se fue rozando el palo izquierdo del arco australiano.

La formación inicial de Boca fue con Cristian Lucchetti; Ezequiel Muñoz, Christian Cellay, Juan Manuel Insaurralde; Leandro Marín, Jesús Méndez, Cristian Erbes, Luciano Fabián Monzón; Cañete; Pablo Mouche y Lucas Viatri.

Los Trotamundos

Publicado: 16/07/2010 en noticias, varios
Etiquetas:, , , , , ,

“Yo te sigo a todas partes”, slogan de las hinchadas argentinas. Por el bien de las billeteras xeneizes, ojalá que los hinchas de Boca no hayan acompañado a su club en todas las canchas donde estuvo. Mañana el club jugará por primera vez en Oceanía y cantará bingo con el cartón lleno en mano: habrá participado en encuentros en todos los continentes. Así, no hay bolsillo que aguante.

La primera visita de Boca a un país extranjero fue a Uruguay, el 4 de octubre de 1908. El debut fue triunfal, con una victoria por 2 a 1 ante Universal de Montevideo. El club de la Ribera volvería a jugar contra este equipo y otras escuadras uruguayas en numerosas ocasiones en los siguientes 15 años. A Brasil se llegó con una gira en 1935, mientras que a Chile se fue a una serie de tres amistosos en 1939.

El segundo continente visitado por la azul y oro fue Europa, en la famosa Gira del 25. En aquel recorrido, el equipo enfrentó rivales de renombre como el Real Madrid, el Atlético Madrid, el Bayern Munich y el Olimpic Francais. El balance fue sumamente positivo: 15 ganados sobre 19 jugados. Las otras grandes citas a Europa de esos tiempos fueron en el ’53, donde salió invicto después de jugar ante clubes como el Barcelona o el Inter, y en el ’63/’64, esta última con un detalle inédito: Boca jugando bajo la nieve de Alemania. Los otros países visitados por Boca fueron Grecia, Portugal (donde jugó ante el Benfica de Eusebio), Bélgica, Holanda, Austria e Inglaterra.

En 1950 llegó el turno de América Central: Boca jugó su primer partido en Costa Rica ante el Alajuelense, empatando por 1 a 1, y más tarde se dirigió a El Salvador y otros países centrales. Luego pasó al Norte y enfrentó al Veracruz de México, a quien le ganó por 3 a 2. La visita más rara del club a estos pagos fue en 1988, cuando enfrentó a un equipo cubano en las tierras de Fidel y empató por 2 a 2. El nombre del club caribeño, como no podía ser de otra manera, irradiaba revolución: Cienfuegos.

El primero de enero de 1964 llegó la hora de explorar nuevas tierras, y Boca fue invitado a jugar un amistoso en Marruecos ante el Reims de Francia que tenía al brillante Raymond Kopa en sus filas. La otra excursión africana fue a Costa de Marfil en 1981 y, con la presencia estelar de Diego Maradona, Boca derrotó por 5-2 al Stade Abidjan y por 3-2 al Asec.

Finalmente llegó el turno del lejano Oriente, con un viaje impulsado por el boom Maradona. En enero de 1982, los dirigidos por Marzolini arribaron a Hong Kong para que Boca pisara por primera vez Asia, con una victoria ante el Seiko por 2 a 0. En esa misma gira se enfrentó al Selangor de Malasia y a la Selección de Japón. Otros destinos asiáticos fueron Corea del Sur y China en el ‘95 y ‘96 respectivamente, con la presencia de Maradona, a Tailandia en 1997, bajo el mando del Bambino Veira, y a Israel en el 2006.

A casi 102 años después de aquel partido en Uruguay, Boca tendrá mañana su primer desafío en Oceanía y habrá plantado bandera en todos los continentes. Para alegría de sus hinchas, a los que les duele el bolsillo de seguirlo por el mundo…

Viernes 7.00 AM

Miralo por Futbolarg.com

Claudio Borghi tuvo un auspicioso debut como director técnico de Boca Juniors en el triunfo amistoso del equipo argentino sobre el Palmeiras, en Brasil, por 2-0.
Los goles del conjunto xeneize, que se prepara para el inicio del Torneo Apertura 2010, los marcaron en el primer tiempo el delantero Lucas Viatri y el defensor Ezequiel Muñoz.

Este partido fue el último encuentro en el estadio Parque Antártica del Palmeiras, ya que en breve será demolido para la contrucción de un nuevo escenario más moderno, con la intención de convertirlo en una de las sedes del Mundial de Brasil 2014.

El próximo amistoso de Boca se realizará el viernes 16 del corriente, ante el Melbourne Victory, de Australia, en Oceanía.

Boca tomó la iniciativa del partido y le generó peligro a un tibio equipo brasileño, que tuvo dudas en su línea defensiva, sobre todo en envíos aéreos.

A los diez minutos, Viatri, el más movedizo de los delanteros argentinos, sacó un potente remate desde fuera del área que salió al lado del poste derecho del arquero Bruno.

Los de Borghi eran los dominadores del juego y, a los 19, tras un tiró libre de Marcelo Cañete, el portero brasileño dejó el rebote en el medio del área y Viatri, luego de enganchar, definió al gol de derecha.

Tras el tanto, Boca siguió siendo mejor en ofensiva ante un Palmeiras que sólo logró llegar con peligro mediante remates desde lejos.

Antes de la finalización de la primera parte, a los 37, Muñoz capturó un rebote que quedó en el área rival, luego de un córner desde la derecha, y con un zapatazo junto a un poste estiró la ventaja xeneize.

En el complemento, Palmeiras mejoró en la elaboración de juego con el ingreso de Marcos Assunçao, aunque se vio impedido de vulnerar a una defensa bien parada.
Se jugaban 7 minutos del segundo tiempo cuando Kléber sacó un disparo desde afuera que el ingresado Javier García despejó al córner.

Luego Boca manejó el trámite del partido y no tuvo problemas ante un rival timorato al que le faltaron recursos para lastimar al rival.

Síntesis:

Palmeiras: Bruno; Vítor, Danilo, Mauricio Ramos, Gabriel Silva; Edinho, Márcio Araújo, Cleiton Xavier, Lincoln; Ewerthon y Kléber. Director técnico: Flavio Murtosa.

Boca Juniors: Cristian Lucchetti; Ezequiel Muñoz, Christian Cellay, Juan Manuel Insaurralde; Leandro Marín, Cristian Erbes, Jesús Méndez, Luciano Fabián Monzón; Marcelo Cañete; Pablo Mouche y Lucas Viatri. Director técnico: Claudio Borghi.

Goles: en el primer tiempo: a los 19 minutos, Viatri (B) y, a los 37, Muñoz (B).

Cambios: en el segundo tiempo: en la reanudación del juego, Deola (P) por Bruno, Marcos Assunçao (P) por Lincoln; Tadeu (P) por Ewerthon, Leo (P) por Ramos, Javier García (B) por Lucchetti; a los 17 minutos, Nicolás Colazo (B) por Cañete; a los 24, Vinicius (P) por Aráujo; a los 35, Sergio Araujo (B) por Mouche; a los 43, Nicolás González (B) por Erbes y, a los 44, Nicolás Blandi (B) por Viatri.

Árbitro: Cléber Wellington Abade (Brasil).

Estadio: Palmeiras.