Archivos de la categoría ‘amistoso internacional’

Boca luchó más de lo que jugó. Entró en el roce, el partido se puso muy áspero y terminó con diez por la roja a Cellay. De todos modos, revivió con la entrada de Lugo y parecía a tiro del empate. Buscó pero no encontró los caminos y dejó el invicto de la gira.

Con intenciones pero sin muchas luces, Boca dejó una pobre imagen en su partido contra el Wellington. Duro y áspero, entró en un clima que no debió y dejó escapar el partido con desatenciones que deberá corregir.

Boca arrancó dominando poco a poco el inicio del partido. Los primeros minutos fueron parejos, pero Cañete se las ingenió para crear una situación clarísima en las que el derechazo cruzado se le fue por centímetros. También tuvo una buena Mouche pero la pelota quedó mansita para el arquero.

Sin embargo, el Wellington se juntó bien por derecha, tocó rápido y sorprendió con un centro largo que Dilan Macallister convirtió en gol. La reacción de Boca no se hizo esperar y otra vez estuvo cerca a través de los pies de Cañete y Mouche pero les faltó puntería.

El partido se puso áspero desde los dos lados. Boca siguió con el control de pelota y todo su fútbol dependió de Cañete. Al pibe le faltaron socios y las llegadas se dieron por remates de afuera del área. Un tiro libre suave de Mouche y otro zurdazo de Cañete para cerrar un primer tiempo no muy bien jugado.

Boca salió en el segundo tiempo con mayor decisión, pero las ideas estaban siempre en los pies de uno solo, Cañete, y entonces se le hacía difícil llegar al empate. Los cruces del primer tiempo crecieron. Cellay ya había ido fuerte , pero entre Méndez e Insaurralde se ganaron amarillas de esas que si eran rojas, pocos se quejarían.

Más enfocado en las patadas que en el juego, la defensa durmió y el Wellington amplió la distancia. Cellay no cerró bien, el centro lo sobró y Durante cabeceó sin potencia. García no reaccionó ante una pelota controlable y Boca quedó más lejos. Encima, las patadas no pararon. Cellay bajó de atrás a Ifill. El delantero lo encaró, cabeza mediante, y el capitán argentino entró en el juego y terminó expulsado.

El Wellington siguió también buscando con el ingreso del argentino, ex San Lorenzo, Totó Cornejo. Rápido y picante, generó peligro. Pero la entrada de Lugo le dio vida a Boca. El pibe, por la banda izquierda, se supo filtrar más de una vez. En una de sus corridas generó el gol de Boca. Su remate fallido terminó siendo gol en contra de Durante para que la ilusión del empate estuviera viva.

No le alcanzó. En una actuación que no dejará los mejores recuerdos, Boca fue intención sin muchas ideas y así dejó el invicto de la gira.

Fuente: Olé

Boca

Javier García

Christian Cellay
Matías Caruzo,
Juan Insaurralde

Leandro Marín
Cristian Erbes
Jesús Méndez
Nicolás Colazo

Marcelo Cañete

Pablo Mouche
Lucas Viatri.

Boca Juniors se impuso por 1-0 ante Melbourne Victory de Australia, en el primero de los dos partidos correspondientes a la gira que realiza por Oceanía.

El juvenil Marcelo Cañete, a los 40 minutos de la etapa inicial, marcó el gol de la victoria para Boca en un partido con mucho roce y pierna fuerte, disputado en el Ethihad Stadium de aquella ciudad australiana.

La gira de Boca por Oceanía se cerrará el próximo viernes a las 4.30 (hora argentina) con el partido ante Wellington Phoenix de Nueva Zelanda.

Pese a que el rival no es medida por la diferencia de jerarquías, fue una buena oportunidad para el entrenador de Boca, Claudio Borghi, de ver en acción a varios de los juveniles que pueden llegar a tener una oportunidad durante la próxima temporada.

Cañete es uno de ellos y vaya si viene aprovechando esa posibilidad, ya que el pasado viernes tuvo una buena actuación en el amistoso ante Palmeiras de Brasil y hoy le dio a su equipo el gol de la victoria tras una jugada personal muy buena.

Entre los muchos cambios que realizó Borghi en el complemento, ingresó la joven promesa Sergio Araujo, quien tuvo el segundo gol en sus pies sobre el cierre del encuentro luego de una corrida desde mitad de cancha, pero su remate se fue rozando el palo izquierdo del arco australiano.

La formación inicial de Boca fue con Cristian Lucchetti; Ezequiel Muñoz, Christian Cellay, Juan Manuel Insaurralde; Leandro Marín, Jesús Méndez, Cristian Erbes, Luciano Fabián Monzón; Cañete; Pablo Mouche y Lucas Viatri.

Viernes 7.00 AM

Miralo por Futbolarg.com

Claudio Borghi tuvo un auspicioso debut como director técnico de Boca Juniors en el triunfo amistoso del equipo argentino sobre el Palmeiras, en Brasil, por 2-0.
Los goles del conjunto xeneize, que se prepara para el inicio del Torneo Apertura 2010, los marcaron en el primer tiempo el delantero Lucas Viatri y el defensor Ezequiel Muñoz.

Este partido fue el último encuentro en el estadio Parque Antártica del Palmeiras, ya que en breve será demolido para la contrucción de un nuevo escenario más moderno, con la intención de convertirlo en una de las sedes del Mundial de Brasil 2014.

El próximo amistoso de Boca se realizará el viernes 16 del corriente, ante el Melbourne Victory, de Australia, en Oceanía.

Boca tomó la iniciativa del partido y le generó peligro a un tibio equipo brasileño, que tuvo dudas en su línea defensiva, sobre todo en envíos aéreos.

A los diez minutos, Viatri, el más movedizo de los delanteros argentinos, sacó un potente remate desde fuera del área que salió al lado del poste derecho del arquero Bruno.

Los de Borghi eran los dominadores del juego y, a los 19, tras un tiró libre de Marcelo Cañete, el portero brasileño dejó el rebote en el medio del área y Viatri, luego de enganchar, definió al gol de derecha.

Tras el tanto, Boca siguió siendo mejor en ofensiva ante un Palmeiras que sólo logró llegar con peligro mediante remates desde lejos.

Antes de la finalización de la primera parte, a los 37, Muñoz capturó un rebote que quedó en el área rival, luego de un córner desde la derecha, y con un zapatazo junto a un poste estiró la ventaja xeneize.

En el complemento, Palmeiras mejoró en la elaboración de juego con el ingreso de Marcos Assunçao, aunque se vio impedido de vulnerar a una defensa bien parada.
Se jugaban 7 minutos del segundo tiempo cuando Kléber sacó un disparo desde afuera que el ingresado Javier García despejó al córner.

Luego Boca manejó el trámite del partido y no tuvo problemas ante un rival timorato al que le faltaron recursos para lastimar al rival.

Síntesis:

Palmeiras: Bruno; Vítor, Danilo, Mauricio Ramos, Gabriel Silva; Edinho, Márcio Araújo, Cleiton Xavier, Lincoln; Ewerthon y Kléber. Director técnico: Flavio Murtosa.

Boca Juniors: Cristian Lucchetti; Ezequiel Muñoz, Christian Cellay, Juan Manuel Insaurralde; Leandro Marín, Cristian Erbes, Jesús Méndez, Luciano Fabián Monzón; Marcelo Cañete; Pablo Mouche y Lucas Viatri. Director técnico: Claudio Borghi.

Goles: en el primer tiempo: a los 19 minutos, Viatri (B) y, a los 37, Muñoz (B).

Cambios: en el segundo tiempo: en la reanudación del juego, Deola (P) por Bruno, Marcos Assunçao (P) por Lincoln; Tadeu (P) por Ewerthon, Leo (P) por Ramos, Javier García (B) por Lucchetti; a los 17 minutos, Nicolás Colazo (B) por Cañete; a los 24, Vinicius (P) por Aráujo; a los 35, Sergio Araujo (B) por Mouche; a los 43, Nicolás González (B) por Erbes y, a los 44, Nicolás Blandi (B) por Viatri.

Árbitro: Cléber Wellington Abade (Brasil).

Estadio: Palmeiras.

Palermo disfruta de otro partido con la Selección, esta vez como titular y capitán. “Hay que aprovechar esto”, confiesa quien contra Ghana se juega la chance de ser titular ante Perú. Y deja un pequeño deseo para su vida de película: “Sueño con el Mundial”.

martin

Le faltan 38 días para cumplir 36 años, pero tiene las mismas ilusiones que un pibe que aún no se codeó con la gloria. Como su técnico cuando hacía jueguito por televisión, el sueño de Palermo es jugar un Mundial. Y eso se lo confesó a Olé en la previa del partido con Ghana, que lo encontrará como el referente de un equipo local. Y nada más y nada menos que con la cinta en el brazo derecho. Sí, por primera vez será capitán de la Selección.

-¿Qué sentís que Diego te dio la cinta?

-Es una enorme satisfacción. Estar acá en la Selección es como volver a nacer, como un sueño. Por eso lo disfruto tanto. Volver a estar y saber la importancia que le tenemos que dar a cada partido. Hay que ser muy conscientes de lo que significa estar acá, de ser elegidos para representar al país, más allá de que se trate de un partido amistoso.

-Maradona dijo que siete u ocho de ustedes van a estar en las Eliminatorias. ¿Cómo lo tomás?

-Con ganas y con responsabilidad. El técnico nos comunicó eso cuando nos juntó el lunes en la mitad de la cancha antes de comenzar la práctica. Nos dijo que muchos de nosotros podríamos llegar a estar en la convocatoria para los dos partidos de Eliminatorias. Por eso, hay que aprovechar el partido con Ghana y eso cada uno ya lo sabe. Hay que jugar bien los minutos que te toque estar porque una buena actuación te puede llevar a los partidos con Perú y Uruguay. Todos vamos a hacer un esfuerzo. Por eso, primero pienso en Ghana y después, a esperar. Hay que vivir el momento, no adelantarse a lo que será después. Para mí es un privilegio estar en la Selección.

-¿Firmarías hoy la chance de ir al repechaje?

-La Selección tiene que estar en el Mundial de la manera que sea. Lo importante es pensar en ganar los dos partidos y no estar supeditados a ese partido que no queremos ni estar. La verdad, mejor ni lo nombremos. Yo digo que hay que ser optimista, confiar en el grupo que tenemos y en los jugadores que saldrán a jugar contra Perú y ante Uruguay.

-¿Por qué creés que Maradona está confiando tanto en los jugadores locales?

-Es algo importante, es la confianza que Diego tiene en cada uno de nosotros pensando en este amistoso y en lo que viene. En la anterior convocatoria también se dio. Es una motivación extra para todos los jugadores del fútbol local saber que Diego nos tiene en cuenta.

-¿Cuál es el anhelo que tenés en la Selección?

-No voy más allá del partido de Ghana, quiero hacer un buen encuentro para que Diego pueda elegirme entre los posibles convocados para los partidos de Eliminatorias. Por ahora, ese es mi objetivo.

-¿Pero qué soñás?

-Yo busco ir por más. Siempre. Hace un mes pensaba en volver a la Selección. Lo logré y me tocó jugar unos minutos contra Paraguay. Hoy quiero jugar, aportar lo mejor desde mi lugar y, por qué no, después de pasar y clasificar a Sudáfrica… Tengo el sueño de jugar un Mundial.

-¿Por qué creés que una Selección que tiene grandes futbolistas está penando para entrar justamente al Mundial?

-A veces no es fácil juntar a tantas figuras, lograr el nivel de juego que pretende Diego en pocos días. El técnico trata de sacar el mayor provecho de cada uno. Y por lo que vi desde adentro todos intentan hacer lo mejor. Lo que pasa es que a veces no se da. Todos dicen por qué no rinden de la misma manera que en sus clubes, pero lo que sucede es que en sus clubes todos tienen su tiempo de trabajo, sus compañeros y muchos partidos para conocerse. Pero estoy tranquilo porque la diferencia la tenemos con los jugadores que hay y creo que en algún momento eso explota, y te da la posibilidad de hacer un gran partido.

-¿Qué significa que en el momento más caliente de las Eliminatorias, Diego te convoque?

-Estar acá es sin dudas un privilegio. ¿El momento? Con los años de carrera que tengo debo aportar la experiencia jugando o siendo parte del grupo, apoyando, contagiando…. En los momentos límites uno puede aportar su granito de arena.

Fuente: Olé

Con goles de Martín Palermo y Pablo Mouche, Boca Juniors venció al AEK Atenas  por 2-0, en el último partido amistoso de la gira europea.

g_Palermooo

Boca Juniors venció al AEK por 2 a 0 en un amistoso jugado en el Estadio Olímpico de Atenas, que marcó el cierre de la gira por Europa con buenos resultados para el equipo de la Ribera.

El primer gol del encuentro lo convirtió Martín Palermo, de cabeza, a los 41 minutos del primer tiempo, tras un centro desde la derecha de Pablo Mouche, su compañero de ataque, que amplió la ventaja con una gran definición de zurda, a los 8′ del complemento.

Boca cerró una gira positiva desde los resultados, ya que perdió en el debut ante Manchester United y después, en los noventa minutos o en los penales, ganó el resto, pero en este último partido se vio un equipo con traslado de pelota y sin sorpresas.

La primera llegada del partido fue para Boca, cuando el chileno Gary Medel encontró un rebote y remató desde afuera para que la pelota pase cerca del palo derecho del arco defendido por el argentino Sebastián Saja.

Después lo dicho, Boca se dedicó a trasladar la pelota sin sorpresas, hasta que el AEK inquietó por primera vez, a los 22′, cuando Kyrgiakos, exigió desde el piso a la buena reacción de Roberto Abbondanzieri.

boca1ap

Hugo Ibarra fue el dueño de la banda derecha en Boca, y a los 27′, en una de sus apiladas, se animó a pegarle desde lejos y la pelota se fue cerca.

Dos minutos después, Abbondanzieri sale de su área en falso sobre la derecha y Koutromanos le gana y define por arriba, pero la pelota cruzó todo el arco y fue rechazada sin sobresaltos por Gabriel Paletta.

A esa altura Boca perdió el dominio del trámite y se dedicó a enviarle pelotazos a Palermo, desconcierto que paradójicamente fue positivo para los dirigidos por Basile, porque encontraron la ventaja en la cabeza del goleador tras un centro de Mouche en el final de la primera etapa.

La ventaja antes de ir al descanso liberó a Boca para el complemento, y a los 8 minutos amplió la ventaja con la mejor jugada xeneize de toda la gira por Europa.

Una sucesión de toques entre Morel Rodríguez, Federico Insúa, Gary Medel y Riquelme terminó con la habilitación del último para Mouche, que marcó a colocar entrando al área, con una gran definición a media altura, al palo derecho de Saja.

Después llegó una sucesión de modificaciones en los dos equipos que desnaturalizó las alternativas y enfrió el partido. En ese contexto tuvo una llegada el equipo griego que contó con un activo Ignacio Scocco. A los 18′, con un remate del ingresado Pavlis a las manos de Abbondanzieri.

Insúa, cansado e impreciso, le dejó su lugar a Nicolás Gaitán, quien no aportó mucho más en el tiempo que estuvo.

A los 25′, Ibarra se fue hasta el fondo y le cedió la pelota a Palermo en el punto del penal, pero el Loco definió mal, después fue el turno de Lucas Viatri y la delantera cambió totalmente cuando Ricardo Noir ingresó por Mouche.

El partido se tornó ordinario los últimos 20 minutos, con los futbolistas de Boca cansados y ya pensando en el retorno a Buenos Aires, que será en medio de un clima de conformismo por los buenos resultados.

Fuente: Espn Argentina

banervideos